Lo que dicen algunas personas sobre mi trabajo


Chelo

Cuando descubrí la biodanza hubo un cambio importante en mi vida. Sentí la conexión conmigo misma y con los demás. Siento una fraternidad que me hace sentirme unida a todos los seres humanos, y los quiero, es como todos fuésemos una sola persona, un solo amor, un sólo corazón… Cuando miro a los ojos de mis compañer@s me veo en ellos…

Me gusta biodanzar porque me siento, y cuando digo me siento es que me vivo con lo bueno y lo menos bueno. Los abrazos son tan sanadores que desde entonces los practico a menudo.

Me encanta como Gema hace las clases, pone mucho amor en ellas, siempre nos recuerda el respeto con los demás y con nosotros mismos, a no hacer nada que no nos apetezca, y eso las dota de gran libertad. Los ratitos de antes de las clases son muy especiales, porque ahí ya empezamos a conectarnos con nosotros y con los demás. Lo hace con tanto respeto y tacto, que abrimos nuestros corazones de par en par.

José María

La biodanza , me permite profundizar el el auto descubrimiento,  es una técnica integradora de mi campo emocional. El trabajo en grupo y el contacto físico activa  mi proceso  de percepción y me enfrenta directamente con mis resistencias y miedos . Es sin duda una de las expresiones vivenciales mas enriquecedoras que practico en la actualidad.

Mi actual facilitadora, Gema Rubio, la percibo como una excelente profesional, sabe gestionar el grupo con solvencia y cariño y me siento muy a gusto asistiendo a sus sesiones.

Pablo

Sobre mis conclusiones del proceso de Educación de las Emociones…

Que al final, lo que verdaderamente importa es el Amor, un Amor que surge de dentro, de lo más profundo del Ser. Sólo tenemos que dejarlo Ser para que fluya con potencia en nuestra cotidianidad. Este Amor nos empujará a darnos a los demás y nos colmará de prosperidad y generosidad. De ese Ser no puede brotar nada malo. Todo lo que genera es perfecto. Nos tiramos la vida pensando que “hacer” para ser felices. Hasta que descubrimos que todo se reduce a Ser desde lo profundo, de dónde todo lo que sale es Amor.

Para vivir desde ese Ser conviene trabajar la atención plena, la observación, la meditación y el no-juicio. Estas herramientas nos ayudarán a vivir en presente sin preocuparnos por los miedos del pasado ni sucumbir a los deseos del futuro.

No hay nada absoluto ni perfecto. Todo es relativo y depende del espejo dónde nos reflejemos. Ser conscientes de nuestras sombras y de las proyecciones, que de ellas hacemos en los demás, nos ayudará a profundizar en nuestras relaciones y a vivir, cada vez, más centrados en el Ser, huyendo del absurdo afán de perfeccionismo.

La coherencia es fundamental. Si coincide nuestra manera de pensar, sentir y hacer las cosas, estaremos más cerca de vivir desde lo profundo.

El Universo apoya aquello que crees te mereces y por tanto, lo que siembres te llegará. Quizás no en el mismo momento pero llegará. Todo en la vida tiene un para qué.

En el acompañamiento online me he sentido muy bien. Aunque nunca sustituirá al contacto directo entre las personas, sí es una manera de salvar las distancias. Es exigente y comprometido. El contacto semanal hace continuo el proceso y favorece el feedback entre el acompañado y el acompañante.

En cuanto a Gema, una de sus características especiales que más me ha ayudado es vivir desde lo profundo siendo coherente con lo que de allí surja. Creo que es trasparente y comunica desde el interior, y eso es un lujazo. Puedo destacar también su capacidad de acompañar sin condicionar nada, de mostrar el apoyo necesario durante el proceso sin dejar de decir lo conveniente en cada momento.

Gema ¡una gozada conocerte!

Marival

La Biodanza me ha servido para conocerme más, incluso para saber realmente quien soy.

Ya sea por la educación recibida o por la sociedad que nos pueden arrastrar a seguir patrones y conductas no elegidas, o por situaciones diarias que hacen que uno crea que es d una manera d ser. Pero con la practica d la biodanza se produce esa magia, esa transformación, ese despertar hacia lo que uno es realmente. Al verdadero SER.

Y ese descubrimiento d mi,esa “magia”. No hubiera sido posible sin la ayuda d Gema Rubio. Agradezco que se cruzara en mi camino. Ya que con sus enseñanzas, experiencia, formación y sobre todo por su calidad humana. hizo posible ese despertar hacia lo que es la esencia d la vida. De mi vida. Gracias Gema.

Eduardo

Biodanza para mí ha sido la puerta de entrada de empezar a vivir más conscientemente mis emociones y expresarlas sin miedo al juicio. Con la biodanza empecé a darme permiso a sentir lo que había en mí y a compartirlo con los demás. Ha sido y es un “laboratorio emocional”

Gema dirige las sesiones de biodanza de forma magistral, con un grandísimo tacto y empatía.
El enfoque terapéutico que imprime a sus clases es lo que mas me gusta de su biodanza. Un enfoque que por otro lado creo que es imposible que no de ya que aparte es terapeuta profesional, aspecto del que todos los que participamos en sus sesiones nos vemos beneficiados enormemente.

Feli

Hola, me llamo Feli García y acabo de nacer. Dar gracias a la vida, al universo, y sobre todo a Gema que me ha cuidado tan bien durante mi gestación.

Durante un año Gema ha sido mi acompañante del alma, esa mano amiga que me haguiado por el camino de mi crecimiento personal. Me ha enseñado a vivir el momento presente, a dejarme fluir, SER, a confiar en el AMOR que todo lo cura. Siento que estoy más conectada conmigo misma, me comprendo, me acepto… y en definitiva me QUIERO.

Durante este año también trabajé con ella el curso Educación de las Emociones, curso que todo el mundo debería hacer alguna vez en la vida. Os lo recomiendo. Disfrutaba cada día abriendo el sobre y siendo sincera conmigo misma. Descubrí facetas mías que desconocía y me ayudó a ser consciente de las pequeñas cosas que ocurren en mí.

Vive, siente, alégrate de ser quien eres, porque YA eres perfecto.

Solo puedo decir a Gema: GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

Silvia

Comencé la terapia con Gema en un momento personal difícil en el que necesitaba además trabajar sobre muchas cosas de mi; y creo que fue la mejor decisión para mejorar como persona y mejorar mi vida.

Con su guía y tu constancia consigues muy grandes logros, la aceptación de ti mismo, y ver la realidad bajo una perspectiva mejor.

Mónica

El trabajo con la Anateóresis ha sido para mí muy interesante, profundo y transformador. También muy emocionante, al volver a revivir momentos de mi vida en los que era tan pequeña, incluso dentro del vientre materno, y al sentir el vínculo con mis padres en esos momentos.
Era sorprendente la fuerza y claridad con la que llegaban, primero las imágenes, y luego las sensacionies, siento que mi total confianza en la terapeuta y en el sistema de trabajo fueron de ayuda para poder soltar el control y entrar en la vivencia.

Despues de varias sesiones de trabajo empezaron a “suceder cosas”…cambios, nuevas actitudes ante situaciones que no acababan de resolverse…detalles en algunos casos pequeños pero significativos.

Siento que al volver a revivir momentos dolorosos y difíciles de la infancia, siendo testigo de ellos con la madured actual, el “trauma” se diluye…..

Me siento muy agradecida por haber podido hacer este trabajo, conducido con tanta profesionalidad, cuidado y amor.

Jesús

Yo practico Biodanza desde hace una año. Llegué a ella a través de una amiga en un momento de mi vida en el que estaba destrozado anímicamente. Tras una conversación inicial con Gema antes de la primera clase en la que pude expresar cómo me sentía inicié este camino que para mi ha sido muy terapéutico.

La Biodanza me conecta con mis sentimientos más profundos y me permite expresarlos sin ningún temor, independientemente de si son de alegría o de tristeza, o de si mis compañeros están sintiendo igual que yo o de diferente manera.

La Biodanza ha supuesto un cambio en mi vida. Ahora veo a las personas y las cosas de manera diferente, no temo expresar mis sentimientos y valoro la importancia de dar y recibir cariño y apoyo.

Agradezco a Gema su dedicación al grupo de Biodanza y el haberme acompañado durante este importante periodo de mi vida ¡Gracias!

Orlando

Mi experiencia como alumno de Gema en formación on-line la recuerdo como un proceso de profunda autoindagación en mi mundo mental y emocional; algo a lo cual me abrí plenamente gracias al ambiente de confianza y cariñosa atención que Gema es capaz de crear.

Amablemente acompañado y guiado por ella pude indagar en el origen de mis miedos y bloqueos, así como identificar los patrones de pensamiento que tanto dificultaban mi camino hacia la felicidad.  Su excelente manejo de las herramientas terapéuticas hizo que el proceso de la Educación de las Emociones constituyera para mi un salto evolutivo sin marcha atrás; un antes y un después en mi vida en el que las dificultades dejaron de ser insalvables obstáculos para convertirse en oportunidades para aprender y madurar.

Raiza

En un principio sentía resistencia ante una relación terapéutica a distancia, pensaba que podía resultar impersonal, que difícilmente iba a rendir frutos pero, cuando se apoya al otro desde el corazón, no hay barreras. Son las almas las que se entrelazan. Tú supiste suplir la distancia con una Escucha Activa y Amorosa, con tu suavidad para mostrarme los caminos desde el No Juicio, siempre consciente de mi libertad de elección para explorar los míos propios.

En todos nuestros encuentros, tu amplísimo conocimiento te permitió elegir la herramienta más adecuada a cada caso. Tu palabra es la que se precisa en el instante para acompañar los dolores y las huellas sembradas por las tristezas.

Gracias, Gema, por esa manera tuya de invitarnos a transitar los caminos de la Conciencia para crecer y reencontrarnos con nuestro Ser. Gracias eternas… Raiza Andrade (Venezuela).

Rocío

Bíodanza, una herramienta perfecta que me ha servido para entrar en mi estado de conciencia y despertar, enfocar mi atención, sentir, ver, mirar, permitir, soltar, sonreir mucho, llorar y sobre todo disfrutarme, disfrutar.

El sitio de mi recreo, el laboratorio perfecto donde experimentar y sacar todo, a través del movimiento, dejándome llevar por la música, contactos, estímulos…

Una experiencia que agradezco enormemente, porque se ha convertido en una valiosa herramienta en mi vida, donde hay un antes y un después.

Agradezco el gran compromiso de mi facilitadora hacia el grupo. Te agradezco Gema tu enorme profesionalidad, tu capacidad de “facilitar”, enseñar transmitiendo, y transmitir enseñando.

Gracias